10 OBSIDIANAS


Precio:
Precio de venta:140,00 $
Descripción

COLOR Marrón, negro, azul, verde, arco iris, rojo-negro, plateado, con destellos dorados

APARIENCIA Brillante, opaca, con apariencia de cristal; de todos los tamaños; a veces, redondeada

RAREZA Unos colores son fáciles de conseguir, otros escasean, y los colores azul-verdosos son cristal manufacturado

PROCEDENCIA México y por todo el mundo

ATRIBUTOS La obsidiana es lava fundida que se ha enfriado con tanta rapidez que no tuvo tiempo de cristalizar. La obsidiana es una piedra sin fronteras ni limitaciones. Consecuentemente, opera con extrema rapidez y gran poder. Sus cualidades potenciadoras de la verdad y reflexivas son despiadadas a la hora de exponer nuestros fallos, debilidades y bloqueos. Nada puede esconderse de la obsidiana. Señalando cómo mejorar todos los estados destructivos y de pérdida de poder personal, esta piedra nos impulsa a crecer, y nos presta un sólido apoyo mientras lo hacemos. Hay que manejarla con cuidado y es mejor usarla bajo la guia de un terapeuta cualificado, pues puede sacar rápidamente a la superficie emociones negativas y verdades desagradables. Bajo una guía experta, sus cualidades catárticas son extremadamente valiosas. Provee una profunda curación del alma. La obsidiana puede facilitar la vuelta a vidas pasadas para curar las emociones emponzoñadas o los traumas arrastrados hasta el presente.

La obsidiana es una piedra intensamente protectora que forma un escudo contra la negatividad. Proporciona un cordón enraizador desde el chacra base hasta el centro de la Tierra, absorbe las energías negativas del entorno y fortalece en tiempos de necesidad. Es de ayuda para las personas muy sensibles. Bloquea los ataques psiquicos y retira las influencias espirituales negativas.

Una gran pieza de obsidiana puede ser extremadamente eficiente para bloquear las tensiones geopáticas o absorber la polución medioambiental, pero su propensión a hacer estallar la verdad a campo abierto tiene que ser tenida en cuenta. Muchas personas encuentran que sus poderosos efectos son abrumadores, y prefieren trabajar con piedras más delicadas para esta tarea.

Pero es extremadamente util para terapeutas y consejeros, pues no sólo ayuda a detectar el problema central, sino que también limpia las energías liberadas en el proceso. La obsidiana negra o color caoba son las más adecuadas para estos propósitos, siendo la caoba más delicada.

Asimismo, poner una obsidiana junto a la cama o bajo la almohada puede expulsar el estrés mental y las tensiones, y puede tener un efecto calmante, pero también puede sacar a la superficie las razones de esas tensiones. Dichas razones tendrán que ser confrontadas antes de poder recuperar la paz; esto resuelve el problema permanentemente en lugar de tener únicamente un efecto paliativo. Las formas más suaves de la obsidiana, como la lágrima apache o el copo de nieve, son mejores para este propósito. La obsidiana también es eficaz para absorber las energías negativas, y es esencial limpiar la piedra bajo un chorro de agua corriente cada vez que se use de este modo.

Espiritualmente, la obsidiana vitaliza el propósito del alma. Elimina los bloqueos energéticos y alivia la tensión, integrando la sombra psicológica con la totalidad para producir la integridad espiritual. Ancla el espiritu en el cuerpo. Esta piedra estimula el crecimiento a todos los niveles. Anima a explorar lo desconocido, abriendo nuevos horizontes.

Mentalmente, la obsidianna aporta claridad a la mente y limpia la confusión y las creencias constrictivas. Sin embargo, puede hacerlo dejando absolutamente claro qué es lo que está detrás del desorden o enfermedad mental. Cuando esto se ha aclarado, la obsidiana expande la conciencia, permitiéndote entrar en el reino de lo desconocido con confianza y facilidad.

Psicológicamente, la obsidiana te ayuda a saber quién eres realmente. Te pone cara a cara frente a tu sombra y te enseña a integrarla. Esta piedra también te ayuda a identificar los patrones de compotamiento desfasados. La obsidiana disuelve los bloqueos emocionales y los antiguos traumas, trayendo profundidad y claridad a las emociones. Fomenta las cualidades de fortaleza y compasión.

CURACION. El mayor don de la obsidiana es permitirte ver la causa de la enfermedad. Ayuda a digerir cualquier cosa que resulte difícil de aceptar y facilita también la digestión física. Desintoxica, disolviendo los bloqueos y tensiones de los cuerpos fisicos y sutiles, incluyendo el endurecimiento arterial. Reduce el dolor de la artritis, los problemas de articulaciones, los calambres y las lesiones. El elixir es benéfico para tratar los casos de shock.

Alivia el dolor y detiene las hemorragias, mejorando la circulación. Esta piedra calienta las extremidades. Puede usarse para reducir una próstata agrandada.

POSICION. Sitúala donde sea apropiado. Úsala como bola o espejo para practicar la visión psíquica.